miércoles, 23 de mayo de 2018

Luna roja

Por Sivy Espinoza

Marcada la atrevida bola
reflejo del sol
que resistió sola
embestida de meteoros,
y luego se quedo.
La que detiene las olas,
la que fija los días de siembra,
los horarios hormonales
y la que determina los dolores.
La que parece una torta de queso
pero sin razón causa el aullido,
la engañosa fantasía que espía,
el sueño del Astronauta
la pesadilla del noctámbulo. 

sábado, 19 de mayo de 2018

Entre otras cosas

Por Sivy Espinoza

Odio tus manías 
de verlo con la lógica 
si el amor es o no lo es
si el dolor a veces
crepita,
se vive
o se
olvida.
no se aprende como
debiera ser.
Entre otras cosas
te odio posesivo 
y celoso
aprensivo a veces
y otras
dueño furioso.
Y no me entiendes
cuando digo que
si vinimos solos
al mundo
podremos 
vivir solos
y quizá hasta morir.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Soliloquio y cariacontecido

Por Sivy Espinoza

Miro la luna y se dijo -pobrecilla está tan sola!-
pero tuvo lastima de otras cosas
por sus mejillas rodó una lágrima de desdicha,
el frío hizo el resto le derroto el ánimo en silencio,
en seguida miro el reflejo de la luna en las aguas
-Pero hay más de una luna - pensó
trato de ver su reflejo y no lo logró 
casi cae al intentarlo pero era eso o seguir así.

Esgrimió un grito lastimero que solo el eco repitió,
era o un espejismo o la luna le seguía atrevida,
se contuvo en la penumbra casta a lado del árbol
y vio su reflejo en la laguna era un fantasma.

Pero estaba así de flaca por no comer lo debido,
mermar la porción de sufrimiento y desencanto,
oír su razón con el corazón vivir por algo,
al menos desistir de desear el olvido.

Obviar el odio y abrazar el amor a alguien
o alguna cosa habrá que es meritorio alabar,
empeñarse en seguir paso a paso y al final
derrotar el egoísmo y enarbolar la verdad.

sábado, 12 de mayo de 2018

Muerte mujer

Por Sivy Espinoza

Sabes bien que si viene la vida
viene por ella la muerte,
la connotación del engaño 
sucedido la eclosión 
viene el espanto,
temer la soledad es alternativo,
ansiar lo de los demás delito,
imitar a mamá y papá
no garantiza felicidad,
se tu misma mujer
atrévete a ser original 
crea tu mundo y no te encierres
lo crucial bastará 
y lo demás pasará.
Maquíllate de sabiduría.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Pernoctando

Por Sivy Espinoza

En la oscuridad de tu cráneo ileso
pongo mi beso extenuado 
una se cansa de decir -te amo-
es como tratar de hacer
algo que no entiendes 
a propósito ¿Qué es el amor?
Por eso me gusta la noche 
y dormir sobre el arena
ni sabes bien que eres
tiempo o arena universal
y tanto orgullo ¿Para qué?
Se hace lo que los demás hacen,
si aman, si matan, si viven
o al fin y al cabo descansan.... en paz.  

miércoles, 2 de mayo de 2018

Nauseabundo

Por Sivy Espinoza


Intranquilo mundo lleno decrepitud
también envejeciendo y enfermando,
destino es la muerte 
de todo lo que esta con vida.

Baldío lote de muerte y destrucción
la suerte de haber conocido la vida,
ya que el vacío nada tiene
salvo espacio y oscuridad.

El mundo es ancho, ajeno y huele mal
como pantano en medio de arco iris
como lágrimas salando el mar
o conocimiento que resucita al más allá.
 

sábado, 28 de abril de 2018

El pensamiento enfermo

Emilio Suárez

Yo creo que el cuerpo no trascenderá pero el conocimiento si. entonces no me niego a aprender algo, y me expongo a toda clase de peligros y riesgos. En eso me dio por irme a la escuela militar y de allá me expulsaron cuando no me aprendí el himno nacional. Tampoco pude ir a otro lado porque apenas pude terminar el colegio con un diploma solemne que me dieron más por lástima que por otra cosa. Tampoco pude hacer buenos amigos y me toco regalarme para lo que sea y en ese arte de no hacer nada me tiraron por delante, aprendí a desarmar explosivos con la paciencia con que mi mamá tejía una bufanda con agujeta, me topaba con la muerte a cada segundo y mi éxito consistió en sentirme una nada frente al universo de posibilidades que hay. Las bombas que desactivaba no eran tan peligrosas como ese pensamiento que ardía en mí y termino haciendo mella en mí cuando un diagnóstico alteró todo : ansiedad y depresión aguda. Esta bien que yo pueda abusar de la cafeína y del cigarrillo (nicotina), pero un temblor de manos a la hora de ir a cortar un cable y todo acaba para mí. Los demás no importan ellos siguen acá con su vida. Y aún cuando salí con honores ahora puedo decir que siempre tuve ese egoísmo y pretendí a toda costa desactivar el explosivo para salvarme, nunca pensé en los demás y en cuanto salí alguien me advirtió que yo había salvado a millones y fuí a ver ciudades llenas y pueblos desbordados de gente, y el campo en ruinas, bien me pude preguntar si valió la pena arriesgar la vida así. Yo soy Emilio más conocido como el Cabo un diminuto ser que contribuyó a que más gente esté viva y no sé hoy si hice mal o bien.